Tesina MBarch

"Habitar la ventana, tres experiencias de la mirada"

Ficha tecnica

Arquitecto: Sebastian Bazo.

Ubicación : Escuela Técnica Superior  de Arquitectura de Barcelona ETSAB/UPC, Barcelona España

Tutor : Pere Fuertes

Año : 2017

Resumen

A partir de la reflexión en torno a la arquitectura contemporánea emerge como tema de interés la construcción del límite que define una forma arquitectónica, así lo demuestra el uso frecuente de destacados arquitectos contemporáneos, los cuales hacen un esfuerzo por hacer de este límite un espesor que tenga la capacidad de contener diferentes acciones y usos, logrando así un dialogo fluido e íntimo con su entorno. Este espesor entre dos mundos, que en esencia son opuestos tanto por su uso como por su carácter, nos desvela los misterios de cómo se relacionan, apareciendo el uso de la ventana como un elemento capaz de interceder entre ellos, otorgándole así un carácter ambivalente.

 

Cuando este límite, manifestado en la ventana adquiere ciertas cualidades y virtudes espaciales, se generan espacios intermedios entre un interior, con la capacidad de otorgar ciertos grados de intimidad, y su contexto próximo, mediato o lejano con el cual se relaciona visualmente. En cualquier caso, el espacio intermedio generado por esta discontinuidad del muro -la ventana- nos propone una coexistencia de acciones simultáneas, por lo tanto, su ámbito es de intercambio y comunicación constante.

Lo expuesto nos da la pauta para definir el espacio intermedio como aquel espacio que se encuentra en constante tensión e interacción entre dos o más términos, capaz de actuar como mediador entre las partes. Estos términos de cierto modo condicionan la potencialidad del intermedio y le otorgan una carga de complejidad, en cuanto a sus posibles acciones y a sus múltiples relaciones, es decir, no se considera solo como un espacio de transición, sino como un espacio capaz de contener una acción. Para contener una acción es preciso también, contener la mirada, esta se contiene generando un vínculo visual por donde se fuga y se mantiene atenta, es allí, cuando la ventana como elemento arquitectónico pasa a ser protagonista.

“.........lo valioso es el acto de mirar que permite la ventana, más que la ventana como objeto material.......” (Pallasmaa, 2012)

 

Los tipos de ventanas que existen son infinitas, un elemento común y corriente en toda construcción, pero existen algunas que son capaces de contener un espacio, y a su vez dar lugar al habitar, se presentan generalmente en una escala menor frente al muro que las contiene. Esta línea entre dos configuración no es delgada, como suele dibujarse, sino que tiene un espesor abundante en cuanto a la diversidad de situaciones.

Los elementos que delimitan el espacio, son sin duda parte esencial y fundamental de la arquitectura, es por eso que el estudio se aborda a partir de tres ideas que se complementan entre sí: la ventana, lo intermedio y el lugar, siendo estas el hilo conductor de esta tesis.